Más vale tarde que nunca: Be Prog, My Friend!

be prog

por David.

El concepto “Prog” abarca un sinfín de posibilidades. Es una etiqueta totalmente violada que se utiliza sin piedad para describir cualquier cosa que se salga de lo “habitual”. Por eso mismo el nacimiento de un nuevo festival dedicado a este “estilo” emociona e inquieta a partes iguales.

Probablemente el cartel que yo imaginé tras conocer la noticia del festival no tiene nada que ver con el que imaginó cualquiera de las personas que andaban por allí, y menos que ver con el cartel definitivo.

Como podríamos entrar en un debate infinito sobre lo que es/no es la música progresiva, y si realmente existe relación entre esta y Bruce Lee, nos olvidaremos del enunciado y entraremos directamente a valorar el evento.

La organización y el lugar, difícilmente mejorables. Cero colas, precios bastante populares, baños relucientes y en abundancia, puntualidad británica.. El único gran problema que tuvo el festival (y no se hasta que punto es responsabilidad suya) fue el sonido que afecto a casi todas las bandas del cartel.

Abrieron Antimatter, uno de los grupos que tenia mas ganas de ver. Sus cuatro primeros discos me encantan, aunque desde Planetary Confinement no les he prestado mucha atención, y como era de esperar, con dos o tres discos de estudio desde entonces, no conocía ninguno de los temas que tocaron, a excepción de uno. El sol, los escasos 40 minutos de concierto y el sonido a chicharrón tampoco ayudaron demasiado. Una lástima, aunque seguro que vendrán tiempos mejores.

Los segundos en salir fueron los también ingleses Tesseract. Una banda como Antimatter puede salir intacta de un mal sonido, pero cuando las cosas se complican (algo predecible en una banda de metal con nombre de figura geométrica tocando en un festival de progresivo) un mal sonido te puede joder bien jodido. Sin duda fueron los que salieron peor parados de los problemas de sonido, una gran putada para una banda joven que tiene la oportunidad de tocar ante un público que no es el suyo.

A Alcest nunca les he pillado el punto, me recuerdan a algunas bandas que me gustan, pero no. Como era de esperar después de los dos anteriores conciertos, se perdieron por completo los matices de su música. Constantes subidas y bajadas de volumen repentinas, desaparición espontanea de la voz, y demás historias. Por suerte habían tocado en Barcelona unos meses atrás, así que imagino que el fan medio ya habrá tenido la oportunidad de verlos en condiciones.

Llego el turno de Fish, banda liderada por el ex-Marillion  y la primera que tenia sentido dentro del concepto de festival progresivo que yo imaginaba. Por desgracia, a mi el progresivo ochentero no es que me vuelva loco, así que aproveche para reponer fuerzas para lo que estaba por venir, la prueba de fuego de Anathema, la quinta vez con Opeth, y el carnaval de la droga de Pain of Salvation.

mailchimp

3 thoughts on “Más vale tarde que nunca: Be Prog, My Friend!

  1. Me ha gustado un montón la crónica. Aunque ahora fan de un grupo supuestamente progresivo como es Tool, la verdad que para mi el progresivo se encuadra más en un sonido rollo Dream Theater. Me he sentido bastante identificado con la reflexión.

    Y porcierto, me han llamado la atención “Tesseract”, se ven interesantes.

  2. Gracias Marco! (con siglos de retraso)
    Yo entiendo a DT como una banda de metal progressivo, aunque tampoco es algo que me gustaria ver en el festival, hehe.. como comentamos, es un concepto demasiado amplio para contentar a todos los que siguen alguna de sus vertientes.

Deja un comentario