Be Prog, My Friend! (segunda parte)

Anathema

por David.

La última vez que Anathema estuvieron en Barcelona no tuvieron su mejor día. Abrieron Astra, progresivo setentero de alta calidad y claros pretendientes a futuras ediciones del festival (tomen nota, organizadores!).

Algunos de por aquí ya tuvimos la suerte de verles tocar unos años atrás en el Guadalest, así que cuando me enteré de que venían de teloneros de Anathema y que iba a ser en el Apolo, se me hizo el culo pepsi cola.

No se si fue por la excesiva satisfacción tras el concierto de los americanos, pero el concierto de Anathema fue un autentico sopor. Hablé con más gente que tubo esta misma sensación, aunque quizás fue la paranoia colectiva… En fin, aquí volvían los ingleses a desmontar la mala imagen que se había grabado en mi cabeza respecto a sus directos, y con sobresaliente.

Anathema fue el primer grupo que consiguió sonar como está escrito, mucho más eléctricos y potentes de lo que habían sonado en su anterior visita. Tras el repertorio de himnos de esperanza para un mundo mejor y alguna revisión a los clásicos del medio, se despedían con un público al fin satisfecho después de ver superados todos los problemas técnicos que habían sufrido el resto de bandas. Me quito el sombrero.

Turno de Opeth, los cabezas de cartel portadores de la canela en rama. Enorme concierto. Tras una gira en la que revisaron el 99% de su material exclusivamente limpio, Opeth volvían a gruñir. Hubo tiempo para los viejos y nuevos clásicos, las bromas, versión de Napalm Death (Quién les hubiera dicho que el You Suffer se convertiría en una especie de coñita recurrente del metal…) e incluso para marcarse uno de los temas mas psicodélicos de su carrera, entre turrón y turrón.

Sonido y ejecución increíbles, aunque nos dejaron con las ganas de husmear un poco en lo que será su nuevo disco (que por cierto, ya podéis encontrar por ahí. Claro candidato a uno de los discos del año para un servidor).

Difícil lo tenían Pain of Salvation, que habían sido los encargados de abrir para Opeth en su gira anterior. La verdad es que estuvieron bien la otra vez que los vi, pero más de una persona no se tomó su medicación esa noche.

No obtuve confirmación visual, pero es obvio que volvió a los mandos de la mesa alguien que no debía haber estado allí en primer lugar: volvemos al sonido de mierda, a las guitarras que desaparecen, etcétera etcétera. Por si fuera poco, el cantante de P.O.S (que no POD, eso para el be Nü! My friend, que llegará con el revival…) estaba totalmente fuera de si. Desde el primer tema tuve la sensación de que me estaban tomando el pelo, pero la cosa cotinuó, almenos hasta que nos fuimos. Luego leí por la red que la gente estaba puteada con el sonido de éstos, pero nadie comentaba nada de las idas de olla del cantante, más que notables.

Espero más ediciones del festival (de momento ya se confirma la del año que viene, con cartel casi cerrado, aunque no confirmado), que se solucionen los problemas técnicos y que al menos caiga uno de los grupos de mi lista de deseos… ¿Qué os gustaría ver en vuestro Be Prog personalizado?

mailchimp

2 thoughts on “Be Prog, My Friend! (segunda parte)

Deja un comentario